jueves, 19 de julio de 2012

EL CASO DE LA VAMPIRESA MERCY L. BROWN

Corría el año 1892, un pequeño pueblo conocido con el nombre de Exeter, ubicado en el condado de Washington, en el estado estadounidense de Rhode Island, ha comenzado a sufrir una extraña epidemia que en un principio sólo parece afectar a un selecto grupo de personas.

Hoy en día podemos conocer la historia de la familia Brown porque durante el siglo XIX varios de sus miembros fallecieron a consecuencia de un brote de tisis o tuberculosis pulmonar. Pero no sería hasta el año 1892 cuando uno de sus miembros, una joven conocida por el nombre de Mercy L. Brown, pasaría a ser exhumada por su posible conversión al vampirismo. Este caso paso a ser uno de los mejores documentados y el estudio de su cuerpo ayudó a muchas personas interesadas en el tema a especular y realizar posibles rituales para ahuyentar a los no-muertos de la zona con el fin de evitar más ataques contra los vivos.

EL ORIGEN DEL MAL.

George Brown se ganaba el pan trabajando como granjero ayudado por su mujer e hijos. Todo parecía irle bien hasta que en 1883 su esposa Mary contrae una enfermedad conocida en aquella época como tisis galopante o tuberculosis pulmonar. Esta afección pulmonar es creada por una bacteria contagiosa que afecta a los pulmones, aunque puede llegar a invadir a otro tipo de órganos.

Los síntomas que padece el enfermo son: tos crónica, fiebre, hiperhidrosis (también conocido como sudores fríos), esputo sanguinolento (que se produce mediante el sangrado del aparato respiratorio como puede ser la tráquea, los bronquios y los pulmones) y repentina pérdida de peso. La mejor manera de detectarlo es mediante una radiografía torácica, una prueba de la tuberculina cutánea, un análisis de sangre y un cultivo microbiológico de los fluidos corporales. La forma de contagio es por vía aérea, y la persona enferma puede contagiar a otros individuos mediante la tos, el estornudo o el esputo.

Siete meses más tarde, la benjamina de la familia, Mary Olive, fallece en similares circunstancias.

En 1890, tras siete años de inactividad, la enfermedad vuelve de forma virulenta, y esta vez infecta al hijo del señor Brown, un joven conocido por el nombre de Edwin. Al presentar los mismos síntomas que su hermana y su madre fallecidas se le envía a Colorado para que guarde reposo, dado que el clima de la zona es mucho más cálido y posiblemente le ayude a recuperarse.

Las noticias no son nada esperanzadoras para la familia, pues el 17 de Enero de 1892 fallece la única hermana superviviente de Edwin, Mercy Lena Brown. Su cuerpo es enterrado en el cementerio de Chestnut Hill.

Lápida de Mercy Lena Brown fallecida el 17 de Enero de 1892.

Sin embargo, los ciudadanos comienzan a especular sobre la misteriosa y repentina muerte de la joven Mercy, asegurando que esta podía haber sido atacada por un vampiro y por lo tanto haberse convertido también en un no-muerto.

Desesperado por salvar a su único hijo, el señor Brown acepta que los cuerpos de sus familiares sean exhumados.

La primera tumba en abrirse fue la de su mujer, cuyo cuerpo apareció totalmente momificado. La segunda tumba en abrirse fue la de su benjamina, cuyos restos mortales eran prácticamente huesos, pero la tercera y última tumba causó cierta conmoción entre los asistentes al descubrir que tras nueve semanas de haber fallecido el cuerpo de Mercy Lena Brown se encontraba en perfecto estado. Se tomaron notas acerca la presencia del cuerpo en las que se decía que las uñas y el pelo habían crecido tras su muerte, un dato que hoy día la ciencia forense ha desmentido, pues no es cierto que tras el fallecimiento de una persona las uñas y el pelo crezcan, lo que ocurre en realidad es que cuando una persona muere se produce una deshidratación en el organismo y la piel comienza a encogerse y retraerse, dando la falsa sensación de crecimiento.

Tras el susto inicial y la supuesta creencia en las criaturas malignas, el cuerpo de Mercy fue exhumado el 18 de marzo de 1892 para proceder a la extracción de su corazón. Una vez se lo sacaron del interior de su pecho lo quemaron, recogieron las cenizas y se las dieron a beber a su hermano con el único fin de ayudarle a curar la enfermedad que tanto mal le estaba causando. El cuerpo de la joven Mercy volvió a ser sepultado, y su historia se público en diversos periódicos de la época, entre los que se encontraba el “The Providence Journal”, quienes juzgaron severamente las acciones emprendidas contra los cuerpos.

El 2 de mayo de 1892 su hermano Edwin Brown fallece de tuberculosis.


DE LA LEYENDA A LA NOVELA.

Bram Stoker en 1906.

Durante un viaje realizado por el escritor Bram Stoker a los Estados Unidos se hizo eco de la noticia y comenzó a recopilar datos sobre la leyenda de Mercy Lena Brown. Algunos biógrafos creen que el conocimiento de esta historia le ayudaría posteriormente a escribir su famosa novela “Drácula”.


El escritor Howard Phillips Lovecraft (20 de agosto de 1890 - 15 de marzo de 1937) también escribió sobre ella en su relato "The Shunned House", escrito entre el 16 y 19 de Octubre de 1924.

Howard Phillips Lovecraft 1934.

También ha servido de inspiración a otros autores como Caitlin R. Kiernan (26 de mayo de 1964- ?) que escribió "So Runs the World Away", y Sarah L. Thomson, que también escribió "Mercy: The Last New England Vampire".

Akasha Valentine 20/07/2012

http://www.akashavalentine.com/akasha

El caso de la vampiresa Marcy L Brown.

© Akasha Valentine 2012.


Fuentes de información :

- http://www.wikipedia.es

- http://www.wikipedia.en

1 comentario:

Oz dijo...

Excelente post amiga, muchas gracias por compartirlo. Te quiero invitar a mi nuevo Blog de Cine de Terror que seguramente te gustará, espero tus comentarios en:
http://terror-en-el-cine.blogspot.com/

Un gran saludo, Oz.